¿Cantidad de calorías o calidad de alimentos?

En el mundo de las dietas hemos visto de todo, dietas que eliminan por completo cierto grupo de alimentos, dietas que solo nos permiten comer frutas y verduras, dietas altas en grasas (sea grasa “buena” o grasa “mala”), entre muchas otras.


Una de las cosas que tenemos que tener claras es que ninguna dieta funciona a mediano o largo plazo, ya que siempre llega un punto en el que dejamos de seguirla y regresamos a alimentarnos como lo hacíamos antes. Por esto, es importante tener claro que llevar a cabo una alimentación balanceada, saludable y con alimentos REALES es lo que hará que logremos un estado óptimo de salud y que estemos en nuestro peso y composición ideal.


Hace unos años nos enseñaban que para lograr nuestras metas y bajar de peso debíamos contar las calorías que consumíamos en el día y llevando a cabo un déficit calórico (es decir, consumir menos de lo que nos correspondía al día) bajaríamos de peso. A lo largo del tiempo se ha visto que esta idea no es del todo correcta, es mucho más importante fijarnos en la CALIDAD de la comida que en la CANTIDAD (calorías). Esto se refiere a comer comida REAL: eliminar procesados y productos empaquetados y consumir alimentos frescos, frutas, verduras, semillas, proteína magra, frutos secos, cereales no refinados.


Los resultados al consumir estos tipos de alimentos serán mucho mejores que estar contando calorías e incluyendo en nuestra alimentación harinas, dulces, frituras, alimentos procesados (aunque contemos las calorías diarias totales). El cuerpo metaboliza y utiliza de manera muy diferente 100 calorías que provengan de una manzana que 100 calorías que provengan de un chocolate, aunque en ambos casos sean 100 calorias, lo que cambia es la CALIDAD.












Food photo created by freepik - www.freepik.com

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo